Un tronco de Navidad con mucho sabor

El tronco de Navidad es uno de los dulces más típicos de estas fechas. Se trata de un bizcocho enrollado con relleno: se puede hacer de chocolate, crema pastelera, mascarpone, nata… o el ingrediente que prefieras. Nosotros os enseñamos a preparar un tronco de Navidad clásico de chocolate, una receta con mucho sabor que hará las delicias de toda la familia. Deja sitio para el postre… ¡no podrás resistirte!

Tronco de Navidad

Fotografía: Tamara Barragán

Ingredientes

Para el bizcocho…

  • 125 gr. harina para repostería
  • 125 gr. azúcar
  • 5 huevos
  • Un poquito de sal
  • Ralladura de naranja

Para el relleno…

  • 300 ml de nata líquida para montar
  • 150 gramos de azúcar glass
  • 100 gramos cacao en polvo

Y para la cobertura…

  • 200 gramos de chocolate para cobertura
  • 50 ml de nata líquida para montar

Elaboración

  1. No olvides sacar los ingredientes de la nevera 1 hora antes de empezar a cocinar. Esto es especialmente importante para tener a punto los huevos, que montarán mejor si están a temperatura ambiente.
  1. Lo primero que debemos preparar es el relleno de nuestro Tronco de Navidad. Como os comentábamos al principio, puedes utilizar el relleno que quieras: nata, queso mascarpone, crema pastelera… Nosotros en este caso nos hemos decantado por el chocolate, ya que suele ser el favorito de los peques de la casa. Este relleno es además facilísimo de hacer: sólo tendrás que poner en un bol la nata para montar, el cacao en polvo y el azúcar glass, y montarlo todo con la ayuda de una batidora eléctrica. Reserva en la nevera.
  1. A continuación prepararemos el bizcocho. Pon los huevos en un bol, el azúcar y la pizca de sal y bate con unas varillas eléctricas. A continuación, incorpora la harina tamizada haciendo movimientos envolventes con una espátula, hasta que la masa quede bien integrada. Por último ralla un poco de piel de naranja o limón. Pon la masa en un molde rectangular, previamente engrasado y hornea durante 20-25 min a 180 grados. Para comprobar si el bizcocho está listo pínchalo con un cuchillo o un palillo, si sale limpio sabrás que la masa está bien cocinada. Reserva el bizcocho mientras se templa.
  1. Con el bizcocho templado llega el momento de montar el Tronco de Navidad. Extiende la plancha de bizcocho sobre la mesa de trabajo y baña la superficie con un poco de almíbar. A continuación reparte bien el relleno por toda la superficie y enrolla el bizcocho, empezando por uno de los extremos, hasta conseguir un tronco relleno, ¡así de fácil!

5. El último paso es preparar la cobertura de chocolate. Funde el chocolate para cobertura y mézclalo con la nata… ¡así de fácil! Pon el bizcocho enrollado sobre una rejilla y báñalo con la cobertura. Mete en la nevera durante 1 hora para que se endurezca. ¡Y listo para comer! Está de rechupete 😛

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*