Trucos caseros para cuidar tus sartenes y mantenerlas como el primer día

Seguro que eres de esos que tienen las sartenes de menos de un mes como si llevaran en el cajón de la cocina 5 años, ¿verdad? Venga… No disimules, ¡que todos tenemos alguna así!

De esas que cuando quieres cocinar un simple huevo frito, se queda más en la sartén que en tu estómago.

FOTO_POST_SARTENES_LIMPIAR

Pues bien, hoy te traemos la solución. Si, si, lo que oyes, ese sabor carbonizado que caracterizaba tus platos, ¡va a desaparecer!

Primero algunos consejos para cuidar tus sartenes y que permanezcan como el primer día, aun habiendo pasado un año.

  • No mojes la sartén con agua fría, cuando ésta se encuentre aún caliente. Si lo repites varias veces, las propiedades antiadherentes van desapareciendo.
  • No laves tu sartén con el estropajo, al menos no con la parte que ‘raspa’, ya que hará que se raye la superficie y la comida se comience a pegar. Hazlo mejor con la parte de la esponja.
  • Por lo general, intenta evitar el uso de utensilios metálicos que puedan rayar la superficie. Utiliza herramientas de madera o plástico en su lugar.
  • Presta atención a la cantidad de aceite que empleas, para que no se queme o se quede pegado.
  • No guardes las sartenes de teflón unas encima de otras y, siempre, sin ningún resto de humedad.
  • No pongas nunca la sartén a calentar sin haber echado aceite antes. Si lo que quieres es cocinar a la plancha, engrasa siempre la sartén antes de cocinar.

Además, si quieres evitar que tu sartén se pegue, aquí tienes un truco:

Lo único que tienes que hacer es colocar la sartén al fuego, con toda su superficie cubierta de sal, y esperar a que ésta se dore y comience a borbotear. Ahora, con mucho cuidado y utilizando un papel de cocina, remueve la sal por toda la superficie, ayudando a la absorción de estos restos que provocan que tu comida se pegue. La sal se irá oscureciendo a medida que se eliminan las impurezas.

Una vez la sal se oscurece por completo, retira, con ayuda de un papel de cocina, la sal de toda la superficie, limpia la sartén con un trapo seco y engrásala.

Ahora bien, si tu sartén ya está deteriorada y sus cualidades de antiadherencia han desaparecido, tenemos más secretos que contarte.

Si tu sartén tiene restos de alimentos quemados o grasa muy pegada, sólo tienes que llenar la sartén de agua caliente, ponerla al fuego y dejar que hierva durante 5 minutos. Con el calor, los residuos se ablandarán y facilitarán la limpieza.

Otro truco, es limpiar la sartén con una mezcla de agua y bicarbonato. Simplemente tendrás que espolvorear bicarbonato por toda la superficie, añadir agua y dejar actuar durante dos horas. Después, frota la sartén. Muy importante utilizar la parte suave de la esponja y guantes.

Ahora, si la grasa y los restos de alimentos están demasiado adheridos, haz un ‘mix’ con los dos consejos.

Llena la sartén de agua y ponla a hervir. Cuando comience a hervir añade una cucharada de bicarbonato y media taza de vinagre, y aguanta 10 minutos. Una vez fría la sartén, retira el agua y limpia.

Verás, tendrás una batería de sartenes que estará siempre ¡¡¡como nueva!!!

FOTO_POST_SARTENES_LIMPIAR_2

Y por si no lo sabíais, desde el 23 de febrero hasta el 8 de marzo de 2015, tenemos en todos nuestros Hipermercados Alcampo, una selección de utensilios para la cocina que te van a sorprender, consulta nuestro folleto y cómpralos en nuestra tienda online o en tu hiper de siempre.

Y como estamos hablando de sartenes, os damos un adelanto. ¿¡A que son chulas!? Pues si vierais el resto… ¡Ponle color a tu cocina! 🙂

Sartenes

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*