¿Sueñas con dejar tus toallas como el día que las adquiriste? ¡Algunos trucos!

Cierto es que, en la mayoría de las ocasiones y con el lavado continuado, las toallas pueden perder la flexibilidad y la suavidad que las caracteriza al estrenarlas.  No sólo eso, también debemos tener en cuenta que muchas incluso pierden la función de absorber la humedad rápidamente. ¿Cómo podemos remediar esto? El camino fácil sería comprar nuevas toallas, pero como sabemos que en estos tiempos el ahorro es fundamental vamos a recomendaros algunos trucos de la casa:

1-      Lavar las toallas con vinagre: como lo leéis. En el proceso general que realizas para lavar tus toallas añade, además del detergente, un vaso de vinagre blanco pero sólo en la fase de enjuague. Este truco te permitirá aflojar las fibras de las toallas.

2-      Controlar la cantidad de detergente: colocar demasiado detergente en el ciclo de lavado puede determinar que las toallas queden ásperas y pierdan suavidad.

3-      Prohibido el suavizante y utilizar el secador: ¿Sabías que el suavizante puede reducir la capacidad de absorción de las toallas? No lo utilices para lavar toallas. Por otro lado, si utilizas el secador para hacer que tus toallas estén calentitas y bien secas… ¡Error! Puede hacer que se vuelvan rígidas y duras al tacto.

toallas

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*