Pasos para limpiar una freidora en casa

Generalmente, las freidoras son uno de los elementos más utilizados en la cocina. Nuestra preferencia por freír patatas, pescados y otros alimentos es muy común, pero todas las actividades que realicemos con este utensilio después se reflejan en el aspecto del mismo (restos de alimentos en el aceite y suciedad tanto en las paredes metálicas como en el mango casi siempre…). A continuación, os vamos a ofrecer algunos consejos de cómo limpiar vuestra freidora y tenerla como recién comprada:

  1. Espera a que se enfrié o esté fría antes de eliminar la grasa. Para ponerte con ello, guarda en un recipiente de plástico el aceite utilizado y procede a quitar la grasa con ayuda de una espátula. Repasa los lados y el interior de la freidora hasta eliminar la mayor cantidad posible.
  2. Llena la freidora con agua y vierte un poco de detergente corta grasa para platos. Una vez hecho esto, agita el agua hasta que se mezcle bien el jabón. Vacía y limpia el interior con una esponja o paño, tratando de limpiar la mayor cantidad de aceite del interior de la freidora.
  3. Por último, solo enjuaga la freidora con agua limpia. Una vez esté reluciente, puedes optar por verter aceite nuevo o el antiguo aceite si no ha sido muy usado.

Si tienes manchas más difíciles de eliminar en tu freidora, prueba a utilizar con ellas bicarbonato de sodio sólo o una mezcla con vinagre. Dicha mezcla ayuda a quitar residuos pegajosos con una mayor facilidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*