Consejos para mantener tus sartenes como el primer día

Nos van a visitar unos amigos, los hemos invitado a comer y queremos sorprenderles. Empezamos a cocinar con toda la ilusión del mundo y empieza a salir la cosa mal, muy mal, los alimentos se están quedando pegados a la sartén.

SARTENES_1

Seguramente lo primero que pensemos es que la sartén no es buena, menudo trasto hemos comprado y “bla bla”… Pero, a lo mejor, lo que no estamos haciendo es cuidar nuestras sartenes como se merecen.

Si queremos alargar la vida útil de nuestra sartén manteniéndola como nueva, llevemos a la práctica los siguientes consejos, verás lo bien que nos va a ir:

Sartenes nuevas

Cuando vayamos a estrenar una sartén, debemos “curarla” para mejorar su antiadherente. Lo primero es cubrirla con una fina capa de aceite, para luego calentarla a fuego medio durante un par de minutos. Pasado este tiempo, la dejamos enfriar, retiramos el aceite, la lavamos con agua tibia, jabón neutro y la secamos con un paño suave.

Ahora es cuando nuestra sartén está lista para empezar a cocinar platos extraordinarios.

El tiempo

Cada plato necesita su tiempo, ni más ni menos, así que debemos tener bien controlado este factor. De otra manera, nuestra comida quedará pegada a la sartén y estaremos dañando el antiadherente.

La temperatura

El razonamiento de cuanto más alta es la temperatura, más rápida se hará la comida, no es nada acertado. Esta puede ser una de las causas por la que nuestros platos acaban “chamuscados”.

Lo ideal es que una vez que la sartén ha llegado a la temperatura idónea, bajemos un poco el fuego. Así la cocción será más rápida y nuestra comida se cocinará mucho mejor, sin perjudicar el antiadherente de nuestra sartén.

No calentar la sartén sin nada

Es muy importante que no pongamos la sartén a calentar sin nada en ella, estaríamos dañándola. Tampoco debemos añadirle agua fría al terminar de  cocinar, se generaría un contraste demasiado agresivo, pudiendo deformarse la base de la sartén.

Accesorios para cocinar

Al cocinar, no debemos utilizar espátulas de acero, tampoco ningún cubierto de metal. Lo ideal es que sean de madera o de nylon. El teflón es un material delicado que se puede rayar sino lo tratamos con el cuidado debido.

Después de usarla…

Después de usarla y fregarla, debemos secarla frotando la superficie interior con un papel, e ir quitando la humedad. De esta manera, evitaremos que nuestra sartén se oxide.

La colocación de las sartenes

Si vamos a colocar nuestras sartenes una encima de otra, deberíamos hacerlo con una hoja de papel entre una y otra. Evitaremos así ralladuras y golpes, aumentando también la vida útil.

Si tu sartén ya esta muy rallada y deteriorada, te recomendamos cambiarla.  No sólo porque no tendrá el antiadherente necesario, también porque el aluminio con el que está fabricada la sartén, quedará al descubierto. Según varios estudios, el aluminio en contacto continuo prologando con alimentos, no es recomendable ni saludable.

Date un paseo por nuestros hipermercados Alcampo o visita la tienda online, consulta nuestros folletos y encuentra sartenes a precios increíbles.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*