Cómo planchar una camisa en 5 pasos

Llevar una camisa bien planchada es casi una norma de etiqueta universal. Lo cierto es que esta es una de las tareas más costosas del planchado, ya que resulta un poco difícil conseguir que una camisa quede impecable, sobre todo si nos falta experiencia. Si eres principiante en el ‘mundo del planchado’ no te preocupes, te contamos los pasos que debes seguir para conseguir un planchado perfecto de camisas.

14936339_M

¿Eres un desastre planchando?, ¿Te resulta imposible evitar las arrugas indeseables? Con las nuevas tecnologías en planchado, cada vez resulta más sencillo conseguir un resultado impoluto, aunque es necesario tener claros los cuidados que requiere cada prenda antes de ‘entrar en faena’. A continuación os damos los pasos a seguir para conseguir un planchado rápido y eficaz de camisas, ¡toma nota!

9695393_M

Lo primero que debes hacer es preparar todo el material que necesitarás: la plancha, la tabla, una percha y una toalla o paño fino, si la camisa es de seda o de un material muy delicado. Si no tienes tabla de plancha puedes utilizar una mesa alargada, solo tendrás que cubrirla con una toalla para evitar quemaduras. Es importante que llenemos bien el depósito de agua de la plancha antes de empezar, y que la pongamos a máxima temperatura en modo vapor. Además, antes de empezar, debemos echar un vistazo a la prenda a planchar. Desabotona bien todos los botoncitos y dale la vuelta a las mangas si es necesario, estirando a la vez la tela para evitar pliegues. Si la camisa es muy delicada, no planches directamente sobre ella, utiliza un paño fino o una toalla para protegerla.

Una vez que tenemos todo preparado sólo tendremos que seguir estos pasos de planchado:

  1. Siempre que planchemos una camisa, empezaremos a planchar por el cuello: este es uno de los elementos más importantes, así que asegúrate que todos los botones están bien desabrochados y plánchala bien estirada y con fuerza, repitiendo varias veces hasta que el cuello quede bien rígido.
  2. Seguiremos planchando la zona de los hombros. Coloca bien la camisa sobre la tabla y plancha la zona superior de la espalda, entre las costuras del cuello y de las mangas. Esta zona suele ser más difícil si estamos planchando una camisa nueva, en ese caso tendrás que repetir este proceso 2 o 3 veces, o incluso lavarla si el resultado no es bueno.
  3. El siguiente paso son los puños y las mangas. Empieza planchando bien los puños, suelen tener tela doble así que tendrás que detenerte unos segundos y darles mucho calor para que queden perfectos. Una vez que hayas planchado bien los puños por todas las zonas, puedes continuar con las mangas. Estíralas bien primero haciendo que las costuras queden perfectamente colocadas: lo ideal es que la manga no lleve ralla, así que vete girando y planchando bien toda la zona, por los dos lados y evitando la zona de la línea.
  4. Con el cuello, los hombros y las mangas planchados ya casi estamos terminando, ahora nos tocará la zona frontal, indicador de si una camisa está bien planchada o no. Para planchar la zona delantera estira bien la camisa en la tabla, haciendo que no quede ningún pliegue entre el cuello y la parte delantera de la camisa. Plancha bien ambas partes de la zona delantera, deteniéndote en la zona de los ojales, sobretodo en la parte superior. La parte delantera debe quedar muy bien planchada, así que necesitarás darle un extra de vapor y tomarte tu tiempo para que quede perfecta.
  5. Por último nos queda planchar la zona de la espalda. Dale la vuelta a la camisa con cuidado, evitando que se arruguen las mangas o la zona de los hombros. Verás cómo esta parte es mucho más sencilla de planchar, sólo necesita un repaso y listo. Plancha bien todas las zonas incidiendo en las costuras y en la zona de la etiqueta y ya tendrás tu camisa lista. Al terminar, cuelga la camisa en una percha bien estirada, así se conservará perfecta hasta que decidas ponértela.
13477248_M
Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*