Cómo limpiar un lavavajillas

¿Quieres que tu lavavajillas brille como el primer día? El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más usamos y, para que se conserve en perfectas condiciones y limpie de forma eficiente, es importante asegurarnos de que está limpio y de que no acumula residuos en cada lavado. A continuación os contamos cómo limpiar un lavavajillas en profundidad, ¡con sólo unos consejos conseguirás un lavavajillas reluciente que durará mucho más tiempo!

2048px-Dishwasher_with_dishes

By No machine-readable author provided. Piotrus assumed (based on copyright claims). [GFDL or CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Cuida tu lavavajillas después de cada uso

Como casi todo en la vida, el cuidado diario hará que tu lavavajillas se conserve limpio y en perfectas condiciones más tiempo.  Con el frenético ritmo que llevamos en el día a día a veces resulta difícil sacar tiempo para este tipo de cuidados pero, no te preocupes, estos consejos son muy sencillos y no te robarán más de 2 minutos.

¿Sabías que un pequeño gesto como dejar la puerta del lavavajillas abierta tras el lavado puede ahorrarte problemas de humedad y moho a largo plazo? Así que después de cada lavado debes dejar el lavavajillas ligeramente abierto durante 30 minutos, así se liberará todo el vapor que queda en el interior.

Después de cada lavado también es muy recomendable retirar los restos de comida más superficiales, sobre todo los residuos que quedan en los brazos giratorios y en el desagüe. Limpia también los bordes de la puerta y tapa, ya que suelen acumular residuos que no se eliminan con los lavados.

Los ambientadores específicos para lavavajillas son una gran opción para el día a día, reducirán los malos olores tan comunes de este tipo de electrodomésticos.

Lavavajillas 3

Limpieza profunda

Cada cierto tiempo es muy recomendable que nos detengamos a hacer una limpieza profunda del lavavajillas para eliminar restos más resistentes y de difícil acceso. Puedes hacer una limpieza profunda de lavavajillas cada semana, una vez cada 15 días, o cada mes, dependerá del uso.

Lo primero que tendrás que hacer es desmontar los diferentes elementos que conforman tu lavavajillas: las rejillas y estantes donde colocamos los vasos, cubiertos y platos y cualquier otra pieza desmontable que tenga tu máquina de lavado. Deja todas estas piezas a remojo en abundante agua caliente con 1 gran vaso de vinagre de vino.

Limpia todos los bordes y rendijas con la ayuda de un paño con lejía. Verás que algunas zonas de tu lavavajillas serán más susceptibles a acumular suciedad, límpialas bien y ayúdate de un cepillo si es necesario.

Lavavajillas 1lavavajillas 2

A continuación vuelve a colocar los estantes y accesorios de tu lavavajillas que han estado en remojo,  y pon un programa largo con el lavavajillas completamente vacio. Puedes optar por no echar nada en la cubeta de detergente: en ese caso tendrás que interrumpir el lavado a medias y abrir la puerta para echar un gran vaso de vinagre de vino en el interior. El vinagre ayudará a eliminar los residuos más resistentes como la cal y le dará brillo al interior del lavavajillas. Otra opción es utilizar un productos específicos para la limpieza de máquinas, como este que os proponemos a continuación. Si utilizas un detergente de limpieza sigue las instrucciones indicadas por el fabricante.

Lavavajillas 4

Encuentra una gran selección de productos para la limpieza de lavavajillas en tu hipermercado Alcampo y en la tienda online.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*