Cómo deben portarse tus invitados con las mascotas

Son muchas las personas que tienen mascotas, además son fechas de muchas reuniones y comidas en familia. Si nuestra casa se llena de extraños, nuestra mascota lo notará. Hay que llevar a cabo una pautas, para que invitados y mascotas tengan la fiesta en paz.

31132379_M

Según algunos estudios, más del 60% de la población manifiesta tener una mascota, siendo el perro el ‘mejor amigo del hombre’, nunca mejor dicho 😉 .

Hay perros que tienen miedo, siendo una característica psíquica que conforma el carácter de dicho animal. Con lo cuál, esto debe ser tenido en cuenta, si vamos a tener invitados en casa, durante esta Navidad.

Hay perros y razas más ‘miedicas’, pero la mayoría de dueños a la hora de tener un perro, no piensan en esto. Como todos los problemas de comportamiento, es fundamental asesorarse antes de la adquisición de una mascota, conocer bien su genética, su ambiente de cría y sus cuidados maternales.

Si nuestro perro gruñe a nuestros invitados, se tratarán de mensajes que muestran un comportamiento agresivo. La agresividad del perro, incluye cualquier tipo de conducta que pueda implicar intimidación o daño hacia otra persona o animal.

Perro ladrando

Un perro puede desarrollar un comportamiento agresivo por distintos motivos, y se puede convertir en un comportamiento canino dominante ante la presencia de invitados.

A nuestros invitados, les debemos aconsejar que no entren en situación de pánico, si ven a nuestra mascota agresiva. Hay mucha verdad, en el viejo refrán que dice que los animales pueden ‘sentir el miedo’. Si se transmite nerviosismo, el animal se puede sentir más confiado y reforzado para realizar algún ataque e interpretar esa situación de pánico como una amenaza. Así que, ante todo, hay que mostrar mucha tranquilidad.

Es muy importante quedarse quieto y rígido, con las manos a los lados, sin mover los brazos ni dar pataleos. También evitar el contacto visual. En la mayoría de los casos, nuestra mascota perderá el interés y cesará en su intento.

Nunca salir corriendo, ya que este movimiento brusco puede despertar el instinto de presa que tienen muchos animales, y empezar a perseguir a nuestro invitado. Los ataques de un perro pueden ser fatales, en caso (ojalá que nunca ocurra) de que un perro muerda, llega el momento de defenderse y hay que golpear al perro en su garganta, nariz y parte superior de la cabeza para dejarlo aturdido.

Seguro que no llegaremos estas Navidades a esta situación y, estos consejos, ayudarán a que nuestras mascotas y nuestros invitados puedan disfrutar de unas fiesta de Navidad en familia y en ‘son de paz’.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*