Cadenas para el coche en la nieve: no te quedes atrapado

Ahora que llega el invierno es tiempo de salir de viaje y hay que tener el coche preparado. Comprobar los niveles de líquidos, estado de frenos, amortiguación y dirección, batería, sistema de iluminación, escobillas limpiaparabrisas, presión, dibujo de los neumáticos y por supuesto llevar cadenas, son requisitos imprescindibles si vamos a conducir por zonas con posibilidad de nevadas.

Cadenas nieve

La conducción sobre hielo o nieve es peligrosa, y lo recomendable es acelerar con suavidad y así mantener el control del vehículo. Para que el coche no patine, hay que utilizar marchas largas y evitar frenazos bruscos. Si hay pendiente, se debe circular a velocidad constante y utilizar una marcha corta, esto ayudará a retener el coche, en este caso hay que evitar utilizar los frenos. Es importante que tengas en cuenta que, con las cadenas puestas, no se debe superar los 50 km/h.

¿Cómo poner las cadenas de nieve?

Aunque en los últimos años los fabricantes han ido simplificando su utilización, colocar las cadenas de nieve en el coche sigue siendo todo un enigma para un gran número de conductores. No sólo es importante saber colocarlas correctamente para no quedarse tirado en la carretera, sino también para evitar daños o averías en el propio coche.

Hay coches que son definidos por los propios fabricantes como “no encadenables”. Esto se debe a que el espacio de la rueda, la estructura del coche y demás piezas no permiten un montaje de cadenas. Aunque hay cadenas cuyo espesor no supera los 7 milímetros, a diferencia de los 9 o 19 más comunes.

Cadenas Alcampo

A continuación, los pasos a seguir para colocar las cadenas:

1.- El coche debe estar situado en un lugar llano. Las cadenas se deben colocar en las ruedas tractoras, que en la mayoría de las ocasiones son las delanteras. Si se trata de un vehículo 4×4 se deben colocar en las cuatro ruedas.

2.- Las cadenas hay que estirarlas, y asegurarse de que se están enganchando por detrás del neumático, que ningún trozo de la cadena se está quedando atrapada. La cadena debe correr bien por ambos lados del neumático.

3.- Posteriormente, hay que levantar los dos extremos del aro, engancharlos en el centro y dejarlos colocados en la parte interior de la rueda.

4.- Luego es el momento de la cadena de color, que debe ir enganchada a cualquier extremo de la cadena principal, tras pasarla por el soporte tensor.

5.- Quitarlas es más sencillo: se desabrocha la cadena de color del soporte tensor, y se desmonta.

Como consejo se debe comprobar tras unos metros que no se ha soltado ningún enganche, ni que la cadena está suelta y esté golpeando sobre la rueda. Evita los acelerones y frenazos bruscos. No dejes de ser prudente al volante por llevar cadenas. Recuerda, ¡Mucha precaución, amigo conductor!

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*