Todo lo que debes saber para elegir las mejores bombillas LED para tu hogar

La intención de ahorrar en la factura eléctrica es algo que todo el mundo tiene y no sólo por temas económicos, también porque es una forma de tener un consumo más sostenible y responsable con el medio ambiente.

Para conseguir ese consumo consecuente, se pueden colocar distintos productos eficientes en el hogar, como por ejemplo las bombillas LED. Para elegir las más adecuadas hay que conocer distintos conceptos que, a veces, son altamente técnicos y que intentaremos aclarar en este post.

ALCAMPO_BOMBILLAS_LED

En primer lugar, hay que decir que las bombillas LED son muchos más eficientes que el resto. Si las comparamos con otros tipos, llegan a ahorrar hasta un 80% respecto a las incandescentes. También gracias a su tecnología, tienen una mayor vida útil. Su media de uso está por encima de las 40.000 horas.

Es importante saber que las bombillas LED se encienden de forma instantánea, que son mucho más rápidas y menos contaminantes, ya que no tienen nada de mercurio, siendo ésta una de las grandes ventajas en relación a las bombillas de bajo consumo, tipo fluorescente.

Por otra parte, hay que destacar los distintos diseños de bombillas LED que podemos encontrar, aportando también un valor añadido a la decoración del hogar.

Una vez que nos hemos decidido por utilizar bombillas LED en nuestra casa, es el momento de conocer las siguientes características para poder realizar la mejor compra posible:

Potencia

Se mide en vatios y nos ayuda a conocer el consumo que la bombilla tendrá. En las LED, cuanto menor sea la potencia, menor será el consumo.

Eficiencia energética

Como en otros electrodomésticos, gracias a la gráfica de eficiencia energética, podremos conocer de una manera muy visual la eficiencia de la bombilla.

Factor de potencia

Esta es una de las claves en toda bombilla LED. Hace referencia a la cantidad de energía que necesita transformar para conseguir la luz. Su escala va del 0 al 1 y en las LED suele ser alto, por encima del 0.7. En este caso se entiende que el 70% de la energía se convierte en luz, con lo cuál apenas hay pérdida.

Flujo luminoso

Se mide en lúmenes y hace referencia a la cantidad de luz que puede producir una bombilla. Es un buen indicador de la calidad de un LED, ya que puede ofrecer un gran flujo con poca potencia. Para el caso de que esos datos no estén indicados, se puede calcular atendiendo al número de vatios aproximados que tenga.

Vida útil

Las bombillas LED  suelen indicar el número de horas de funcionamiento correcto que tiene cada una.

Ciclos de encendidos

En este caso, hace referencia al número de veces que se puede encender y apagar la bombilla antes de que empiece a dar problemas.

Tiempo de encendido

Es el tiempo que tarda la bombilla en calentarse y dar luz plena. En el caso de las LED es instantáneo.

Regulable

Hay bombillas regulables en cuanto a su intensidad, en este caso debemos estar atentos a que sean compatibles con nuestra instalación.

Como podéis comprobar, no es sencillo elegir la bombilla LED más adecuada para nuestro hogar. Hay muchos conceptos técnicos que se deben conocer antes de efectuar la compra. Esperamos que os haya sido útil nuestro post.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*