¡Se armó el Belén! Cómo hacer un belén con productos reciclados

Las manualidades son una de las tareas más creativas, y si las hacemos con niños… ¡La diversión está asegurada! Para ello, os vamos a proponer hacer un Belén diferente y original, utilizando materiales reciclados: rollos de papel higiénico, tapones de corcho, retales de tela, botellitas de plástico de yogures bebibles. Las manualidades de reciclaje son muy divertidas para los niños, sólo hace falta un poco de paciencia y disfrutar con los más pequeños.

belen-rollo-papel

Belén con rollos de papel higiénico

Los rollos de cartón del papel higiénico nos dan oportunidad de hacer muchas tareas originales. Es importante que guardes uno para cada figura del Belén. En la parte superior del rollo, marca con un lápiz primero los rasgos de las caras de los personajes: ojos, boca y nariz de los personajes, y a darles color con acuarelas o rotuladores. ¡Tú elijes!

Ahora vamos a la parte inferior del rollo, vamos a usar para ello trozos de telas viejas que tengamos en casa y con un poco de cola, pegaremos las telas o fieltro para hacer los vestidos de la Virgen, San Jose, o los Reyes Magos. Se pueden añadir detalles en otros colores para hacer el cinturón, un pañuelo, unos botones… Con papel de color amarillo o dorado, o incluso pintándolo y recortándolo tú mismo, podemos crear también las coronas de los Reyes Magos. ¿Sabes un buen truco y muy divertido? Usa hilos de lana de color marrón, negro o blanco, para los pelos de todas las figuras… ¡quedará muy divertido!

¡No tires los corchos de las botellas! Lo usaremos para el portal de Belén

Los corchos de las botellas de vino son una opción perfecta para dar vida al portal de Belén. Ya tenemos las figuras de rollo de papel, ahora usaremos estos tapones para hacer la estructura del belén. Los pegaremos por la base uno a uno con un poco de cola, dando la forma rectangular de puerta o casa, luego podemos ayudarnos de pinturas o telas para decorarlo.

¿Y si usamos los corchos para hacer las figuritas del Belén? Vamos a usar pintura acrílica para ello y… ¡verás qué divertido! En los corchos, pintamos con un pincel fino los ojos, boca y nariz de los personajes. Para la ropa, podemos utilizar retales, o incluso la misma pintura.

Recreamos un confortable portal de Belén con hojas y ramitas secas

Podemos recoger las ramitas u hojas secas en el parque o en el jardín, así como otros materiales, como las piñas. Con las ramitas crearemos un belén original y con estilo rústico. Podemos unir las ramitas con hilos o aplicar un poco de cola. Iremos uniendo trozos de manera que crearemos un portal muy confortable. Si quieres también hacer los personajes del belén, vamos a pintar cada ramita de un color diferente y con un poco de pintura, podemos añadirle algunos detalles de la cara. Para ello, coge las ramitas más gordas.

¡Un Belén recortable para poner de mil maneras!

Es una de las opciones más sencillas para hacer nuestro Belén con los peques de la casa. Solo tendrás que buscar en internet las figuras para colorear e imprimirlas. Ahora solo tendréis que colorearlas, recortarlas… ¡y listo! Puedes pegarla con un poco de cinta adhesiva en la puerta de la habitación o del salón, o si lo prefieres, recorta un trozo de cartón y hazles un pie para mantenerlos en vertical y lucir en nuestro salón. A las visitas les encantará y los niños… ¡serán los grandes protagonistas por sus originales creaciones!

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*