La fruta madura puede tener mejor vida, ¡sácales el máximo aprovechamiento!

¿No sabes qué hacer con el último plátano del frutero? ¡Ni se te ocurra tirarlo! Existen un montón de opciones para aprovechar las piezas de fruta que se han pasado de maduración, algo muy habitual en los meses de primavera y verano ya que, por lo general, el calor hace que maduren antes. A continuación, os proponemos algunas recetas fáciles y rápidas que encantarán a la familia y darán un toque de vitaminas extra a tus platos dulces y salados.

Por ejemplo, las fresas o las naranjas tienen un alto contenido en vitamina C, que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo, y el plátano, es fuente de potasio, que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y los músculos.

¡Anímate a probarlas!

strawberries-815057_1920

Batidos y zumos: La opción más fácil que te permitirá aprovechar casi cualquier tipo de fruta, incluso verduras. Plátanos, fresas, naranjas, manzanas, uvas, etc. y también vegetales como tomates, espinacas, zanahoria o apio. Recuerda que las frutas maduras suelen tener un sabor más dulce, así que es preferible no añadir ningún tipo de edulcorante. Puedes licuarlas con un poco de leche para crear un batido cargado de proteínas, o usar un poquito de agua si quieres algo más ligero. Mézclalas como quieras, incluyendo frutas dulces y ácidas para conseguir el dulzor perfecto.

Elaboraciones saladas: Si eres un “cocinillas” seguramente hayas oído hablar alguna vez de la salsa chutney, típica de cocina de la India. Es muy utilizada en alta cocina para dar contrastes de sabor en platos de carne, y mezcla frutas como el coco o el mango con ajo, especias y hierbas aromáticas.

Mermeladas: Las mermeladas te permitirán mayor flexibilidad, ya que podrás consumirlas durante las semanas posteriores. Son una opción perfecta para aprovechar las frutas más ácidas como las fresas, naranjas, ciruelas, albaricoques o arándanos entre otros. Utiliza la misma cantidad de fruta que de azúcar y llévala a ebullición durante 12-15 minutos. También puedes crear una confitura, perfecta para los postres. No te pierdas el artículo Mermelada o confitura: ¿Cuál es la diferencia?

Purés de frutas: ¡Haz tus propios potitos de frutas! Les encantarán tanto a pequeños como a mayores, y además, son muy prácticos para el día a día. Puedes aprovecharlos en meriendas, como postre, en yogures, en batidos…¡os encantarán! Además, podrás utilizarlo como el ingrediente secreto de tus masas de bizcochos y galletas, como relleno de hojaldres y tartaletas…¡tienen muchísimas posibilidades! Puedes hacerlos con un sólo ingrediente o combinar varias frutas. El truco para hacer purés de fruta caseros es triturar la fruta junto a un par de galletas clásicas, añadiendo un poquito de agua si queda muy espeso. ¡Fácil y riquísimo!

Tartas y postres: Las tartas de fruta son una opción deliciosa en la que apenas notarás que está hecha con frutas maduras. Las clásicas son la tarta de manzana al horno, tartas tatín, hojaldres con crema y fruta, magdalenas y bizcochos de plátano y pepitas de chocolate…existen un sinfín de posibilidades. Atrévete a hacer nuevas recetas de tartas con combinaciones de distintas frutas, te sorprenderán.

Helados: ¿Quién puede resistirse a un helado en pleno verano? ¡Aún más difícil cuando es casero! Hacer helados de frutas es también una opción muy práctica, ya que podrás disfrutarlos incluso meses después de haberlos congelado. Puedes hacer helado con casi cualquier fruta: limones, naranjas, fresas, cerezas, peras…¡no hay límite!

Y tú, ¿cómo reutilizas la fruta madura? Cuéntanos tus recetas favoritas para aprovecharlas.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*