Ideas sencillas para que los niños disfruten de la fruta de temporada

El verano es una época perfecta para que los más pequeños de la casa aprendan a disfrutar de la fruta, por su sabor y textura, así como la gran variedad que hay de frutas y los nutrientes y propiedades que poseen, tan beneficiosas para el crecimiento y desarrollo de los niños. Albaricoque, melocotón, frambuesa, cereza, ciruela, melón, sandía o pera son algunas de las frutas de verano más sabrosas y saludables para los pequeños. ¿Cómo conseguir que los niños la consuman? Os ofrecemos algunas ideas sencillas para que los niños disfruten de la fruta de temporada.

NIÑOS-IDEAS-FRUTAS-VERANO

Que no te falte en la cocina la fruta fresca. Los niños suelen repetir los comportamientos de los mayores y, además, suelen querer todo o casi todo lo que tienen más a mano.  Si tienes la nevera o el recipiente de la cocina repleto de fruta fresca, será más fácil que los niños te pidan alguna. Si además, conviertes el comer la fruta en un hábito diario y natural, los niños tenderán a repetir lo que hacen los adultos.

Variedad, mejor que cantidad. Lo mejor es ofrecerles a los niños una amplia variedad, para que no se aburran de comer siempre la misma fruta. Compra una o dos piezas de cada fruta de temporada, en lugar de comprar una gran cantidad solo de una misma.

En zumos, batidos y yogures, ¡las mejores opciones! Si te cuesta trabajo que tus hijos coman frutas, una buena opción es prepararlas en forma de zumos y batidos naturales, e incluso muy picada para mezclarla con el yogur o la leche con cereales. Será una opción más divertida para ellos, e incluso podréis prepararlo juntos. Aprovecha la fruta de verano y las altas temperaturas para hacer de forma casera los helados preferidos de los más pequeños.

Fondue de chocolate. Al más puro estilo fondue de chocolate, prepáralo en casa de forma casera. Trocea algunas frutas, pínchalas con un palillo y mójalas en el chocolate. ¡Se divertirán mucho! Y aunque no conviene abusar, hazlo al menos una vez cada 15 o 30 días. Si lo haces con chocolate bajo en grasa o chocolate natural, mejor.

Presenta la fruta de forma atractiva y divertida. La fruta que entra por los ojos es más fácil de comer tanto para niños como para adultos. Si preparamos la fruta de manera original y divertida, los niños lo van a agradecer más. Corta la fruta con formas de estrellas o corazones, en forma triangular o con un palo en forma de polo, añádeles un poco de miel, chocolate, o leche descremada, y crea un plato colorido de fruta variada. Vitaminas y nutrientes para los niños y buenas opciones para la merienda.

Como ves, estas son solo algunas opciones si ves que a tus hijos les cuesta comer fruta o son más perezosos. Un poco de imaginación y creatividad y, por supuesto, comer fruta desde bien pequeños de forma habitual y a diario. Te recordamos que en nuestros hipermercados Alcampo podrás encontrar las mejores frutas de temporada.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*