Huevos de Pascua, ¿cuál es el origen de esta tradición?

Consumir y regalar huevos de Pascua es una tradición fuertemente arraigada en países europeos como Alemania y Reino Unido, y en países americanos como Estados Unidos, Argentina y Brasil. En España, esta costumbre de origen religioso, está empezando a coger más fuerza y, cada vez es mayor el consumo de los tradicionales huevos o conejos de Pascua, sobre todo entre los más pequeños. ¿Quieres saber cuál es el origen de esta tradición? Os la contamos a continuación.

HUEVOS-PASCUA-TRADICION

Una tradición del siglo IV

Según expertos historiadores, el origen de los huevos de Pascua se remonta al siglo IV. En esta época la Iglesia prohibía el consumo de huevos durante la Cuaresma y hasta el domingo de Resurrección. Ante esta normativa eclesiástica, el mundo rural continuaba con la producción inevitable de los huevos, por lo que al final de la Semana Santa la acumulación era tal, que había que darle salida de una forma u otra.

El domingo de Resurrección acababa la prohibición de la Iglesia de no consumir huevos, por lo que los granjeros optaban por regalar este mismo día, todos los huevos que no se habían consumido durante la Cuaresma, naciendo esta costumbre que luego se extendió a las grandes ciudades.

Los huevos se llegaban a mantener en perfectas condiciones para su consumo durante los 40 días de la Cuaresma, sin embargo, el aspecto externo de los huevos perdía su tonalidad después de tantas semanas, por lo que se inició la costumbre de pintar la cáscara con llamativos colores para luego regalarlos en cestas a familiares, amigos y conocidos.

El huevo de Pascua como símbolo de vida

El arraigo de esta tradición fue tomada por la Iglesia como un símbolo de vida y celebración por la Resurrección de Cristo. Es por ello que ya en el siglo XII la institución aceptara esta costumbre, bendiciendo los huevos de Pascua en la misa del domingo de Resurrección. Una costumbre aún muy arraigada en las zonas rurales de países latinoamericanos como Chile o Perú.

Hay otras costumbres y tradiciones, como la fenicia, que aseguran que la simbología exacta del huevo de Pascua es que este alimento representa los cuatro elementos de la vida: la tierra, el aire, el agua y el fuego, correspondiendo cada parte del huevo con estos elementos naturales.

La industria chocolatera y la tradición de los huevos de Pascua

La tradición actual de los huevos de Pascua de chocolate es bastante posterior. A finales del siglo XVIII, se produce un avance importante en la industria chocolatera, por lo que se comienzan a vaciar los huevos frescos y a rellenarlos de este chocolate. La evolución pastelera y chocolatera permitió que se dieran otras formas a los tradicionales huevos, desde campanas, pelotas e incluso conejos, un animal muy relacionado con la Pascua para la cultura de muchos pueblos del norte de Europa, quienes aseguraban que los conejos incubaban los huevos.

En España, la tradición de los huevos o conejos de Pascua nunca ha estado muy arraigada a las costumbres populares. Sin embargo, a partir de los años 50, se potencia por parte de las fábricas chocolateras españolas, la producción de huevos y originales figuras de chocolate durante la época de Cuaresma, siendo cada vez más popular entre los más pequeños de la casa, a quienes llaman mucho la atención por los grandes tamaños de este dulce y las originales figuras que se realizan.

En Alcampo, en nuestra sección de chocolates y dulces, podrás encontrar deliciosos huevos y conejos de Pascua de chocolate de muchas marcas y modelos, que seguro que harán las delicias de niños y mayores. ¡Nos encanta endulzaros la vida!

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*