Dulces típicos de Semana Santa: Torrijas, pestiños, rosquillas fritas….

Siempre se ha dicho que a nadie le amarga un dulce y mucho menos en Semana Santa, donde encontramos una gran variedad de recetas tales como los pestiños, las torrijas, los buñuelos o la leche frita.

TORRIJAS

En este post vamos a realizar una selección de los dulces más populares, todos ellos sencillos de elaborar y con un resultado espectacular. Además, esperamos que nos dejéis vuestros comentarios y añadáis, si podéis, otras recetas que os apetezca compartir.

Las torrijas

Seguramente sea el dulce más típico de Semana Santa, realizado a base de una rebanada de pan empapada en leche, rebozada en huevo y frita con aceite de oliva virgen extra. Para darle sabor se le puede añadir almíbar, azúcar o canela. Después de consultar algunas fuentes, hemos podido saber que en el siglo IV ya había alguna receta parecida.

Los pestiños

Muy típico de la región de Andalucía y de otras zonas de España, cuyo cuerpo está formado con una masa frita elaborada normalmente en un barreño, que se fríe y a la que se le añade miel al gusto. Lo bonito de la tradición de este dulce es que se suele preparar en familia y participan tanto pequeños como mayores.

Roscos de Semana Santa

Este dulce destaca por estar preparado con harina, huevo y una masa aromatizada, bien con matalahúva o canela. Es ideal para tomar con el café en el desayuno o la merienda. Es muy típico acompañarlo con el famoso potaje de vigilia que se suele preparar los viernes de cuaresma en España.

La toña

Es un dulce que también se le conoce como panquemado, fogaseta o fogaza y es habitual de la Comunidad Valenciana. Se trata de una especie de bollo con harina, leche, levadura, azúcar, huevos, aceite, sal y agua hervida con canela y anís, además de ralladura de limón. Curiosamente, en algunos sitios le suelen añadir patatas.

El buñuelo

Es otro de los típicos postres de Semana Santa, muy ricos por cierto. No es más que una masa que se fríe en aceite abundante y a la que se le puede añadir algún relleno. Dicha masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. La primera sociedad después de la romana que consumió buñuelos fue la morisca.

Leche frita

Es otro de los más populares y fáciles de preparar a base de harina cocida con leche y azúcar hasta que espesa. Se corta la masa en porciones y se fríen. Lo ideal es espolvorearle un poco de azúcar y canela. Es muy típico en el norte de España.

Nos haría feliz saber que este post os ha ayudado a tener una Semana Santa más dulce y a disfrutarla en familia. Si os animáis a preparar algunas de estas recetas, esperamos fotitos 😉 Y si conocéis alguna más, que nos hayamos dejado en el tintero, ¡queremos saberla! 😀

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*