Descubre los beneficios de utilizar almohadas de soporte cervical o lumbar

Tanto los dolores cervicales como los lumbares provocan un gran malestar en la persona que los padece. El insomnio o la migraña son las molestias más comunes. Estos dolores aumentan ante la mala colocación de nuestro cuello al acostarnos, en muchas ocasiones por un mal colchón o una almohada inapropiada, o una mala colocación de nuestra espalda y lumbares, al estar durante largas horas con una mala postura al sentarnos. A continuación, te contamos los beneficios de utilizar almohadas de soporte cervical o lumbar.

Almohada_cervical

Una buena opción para corregir malas posturas y combatir los dolores de cabeza

Las almohadas cervicales sirven fundamentalmente para corregir posturas inadecuadas que adoptamos mientras dormimos de manera inconsciente. Estas almohadas ayudan a mejorar el sueño, contribuyen a evitar la rigidez del cuello y hombros y a aliviar los intensos dolores de cabeza, que se producen fundamentalmente por un mal riego sanguíneo hacia el cerebro debido a tener forzada o incorrecta la postura de nuestro cuello.

Este tipo de almohadas de soporte cervical se diferencian principalmente de las almohadas regulares en que recogen y apoyan de forma correcta la espina dorsal, tanto para los que duermen boca arriba como de lado. La postura boca abajo es la menos recomendada para el buen descanso y la correcta postura de la espalda, hombros y cuello.

La almohada cervical o lumbar para largos trayectos en tren, avión o coche

Si sueles padecer problemas en la columna vertebral, dolores de cuello o cabeza, las almohadas de soporte lumbar y cervical son buenas opciones si vas a realizar un largo viaje. La mala postura durante todo un trayecto puede repercutirte negativamente en anomalías que pueden intensificar el dolor cuando llegues a tu destino.

Por eso, es recomendable el uso de estas almohadas si vas a realizar un viaje de mas de una hora sentado. Es por ello que una buena almohada cervical debe apoyar la parte posterior del cuello y la parte posterior de la cabeza, tanto si estas tumbado en la cama como recostado en un sillón.

La almohada lumbar durante el estudio o la conducción

Además de un largo trayecto o viaje, el uso de la almohada lumbar se adapta perfectamente a la curva natural de la columna, otorgando una sensación de bienestar a nuestra espalda. Una buena ocasión para usar este tipo de almohadas es cuando pasamos largas horas sentados, tanto en casa, como en la oficina, en el coche, tren o avión, e incluso para los estudiantes en sus largas jornadas de estudio.

Una almohada lumbar ayuda a prevenir el dolor de espalda, favorece la circulación sanguínea, que muchas veces si se ve interrumpida por una constante mala postura puede provocar dolores de cabeza, hormigueo en las extremidades superiores e inferiores e incluso los dolores o agarrotamientos de la musculatura de nuestra espalda, brazos y manos.

¿Cuál es la almohada que mejor se adapta a mi?

A la hora de comprar una almohada cervical o lumbar es esencial que nos cercioremos de adquirir una que esté hecha de espuma y fibra, materiales que permitan doblar la almohada de manera sencilla y que se ajuste y amolde a tu cuello o espalda. No hay una medida estandarizada de este tipo de almohadas, por lo que es importante que consigas aquella con la que te sientas mas cómodo. Recuerda que una buena almohada cervical no te alza la cabeza ni te inclina el cuello hacia delante o atrás. Cuanto mas recta y sujeta sientas la cabeza, mejor aún y más comodidad notarás durante su uso.

No olvides que en nuestros hipermercados Alcampo encontrarás una amplia variedad de almohadas de soporte universal para piernas, espalda y cuello, así como almohadas de soporte lumbar y ergonómicas o cervical collarín especialmente para viajes.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*