Desconectar de la tecnología en verano, ¿si o no?

En el sector de los viajes, cada vez se habla más de la desintoxicación digital, que no es más que tomarse un respiro en cuanto al uso de ordenadores, móviles o tablets. En otras palabras, se trata de viajar o disfrutar de las vacaciones sin interferencias tecnológicas.

ALCAMPO_DESCONEXIÓN

Esta desconexión es una realidad, cada vez hay más hoteles que dan respuesta a esta necesidad, recogiendo el móvil justo al entrar. Normalmente están situados en plena naturaleza en busca de la desconexión total.

De esta manera los cinco sentidos se centrarán de forma plena en otros aspectos más cotidianos de la vida, como por ejemplo una buena comida, un bonito atardecer o una siesta de las de verdad.

Y es que el Smartphone roba tiempo, esos vistazos rápidos al reloj, a Instagram, a Twitter, Facebook o correo electrónico, varias decenas de veces al día, resta mucho tiempo y podría hacer no disfrutar bien de un simple café, de una tarde de playa, de observar un determinado paisaje o realizar un simple bostezo.

Una opción no muy descabellada es pillarse un móvil que aporte las funciones básicas, de precio económico y que no tenga acceso a internet, de los que sólo permiten llamar y recibir llamadas. Eso sí, avisar antes al entorno de amigos y compañeros de que se estará unos días sin internet, recibiendo sólo llamadas.

Para el ámbito laboral, también es muy importante desconectar en verano, no sólo para el trabajador sino también para el empresario, porque se rebajan los niveles de estrés y se vuelve con mucha más creatividad, capacidad de reacción y las pilas cargadas de motivación.

Ahora bien, para poder desconectarte de la tecnología en verano y vacaciones, habrá que hacer bien una serie de deberes:

Dejar todo bien atado

No dejar fuegos encendidos que luego se tengan que apagar en vacaciones. Se deben finalizar todas las tareas a tiempo y saber delegar adecuadamente.

En el caso de un sustito de trabajo, realmente debe ser un sustituto y asumir las tareas en su totalidad. Su papel no debe ser el de avisar cuando ocurre algo, sino el de resolver. En cualquier caso, lo ideal es designar sólo a una persona de confianza para que pueda realizar alguna llamada indicando lo que ocurre en la empresa, pero sólo en casos de extrema urgencia.

Importante para los que trabajan con correos electrónicos, es programar un mensaje de auto-respuesta con un “ausente por vacaciones”, con los datos de contacto de la persona que cubre la sustitución.

Un momento de conexión

Si es imposible tener una desconexión total de la tecnología, se recomienda fijar sólo un momento de conexión al día para mirar el teléfono u ordenador y responder a lo realmente urgente.

Definir un Plan B

Definir un plan para actuar en caso de emergencia, que ojalá no llegue, pero puede ocurrir. Se deben tener a mano los contactos, las contraseñas o los documentos más  necesarios. Para ello, es ideal trabajar “en la nube”, pudiendo acceder a la información desde cualquier punto.

Olvídate de ser multitarea

En el trabajo está muy bien ser multitarea, pero durante el verano no. Si se está tomando el sol, se está tomando el sol. Las vacaciones son para bajar el ritmo y dejar las prisas en la oficina.

Conectar con las cosas que nos hacen sentir bien

Es importante para desconectar de la esfera laboral y tecnológica conectar con aquellos otros ámbitos que nos hacen sentir bien. Seguro que ayudan a recrearse sobre aquello que nos gusta, principalmente aficiones. Practicar deporte, ver cine, descubrir sitios donde comer. En definitiva, se debe salir de la rutina.

Disfruta del verano y de tus vacaciones al cien por cien e intenta volver lleno de motivación e ilusión. Así, seguro que tu vuelta al trabajo será mucho más fácil.

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*