¿Cómo debe ser mi sombrilla ideal para la playa?

Además de la toalla, la nevera y la crema solar, la sombrilla es otro de esos complementos imprescindibles si queremos disfrutar este verano de la playa con la máxima calidad y, sobre todo, protección ante los rayos ultravioletas. Hay decenas de modelos, tamaños y colores en nuestros hipermercados Alcampo pero, ¿cuál es la mejor opción? A continuación, te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones para que elijas la sombrilla ideal para tus vacaciones en la playa.

SOMBRILLA-PLAYA

Dime con quién vas y te diré qué sombrilla necesitas

Al igual que no todas las sombrillas son iguales, no todas las playas tienen las mismas características. Es importante saber el uso que le vamos a dar a la sombrilla. Para la playa siempre es mejor no elegir la versión XL. Tirar de ella va a suponer un sobreesfuerzo innecesario. Lo ideal para la playa son las sombrillas medianas, perfectas para dar sombra completa a dos personas que se coloquen debajo.

Si sois un nutrido grupo de amigos o familia, recuerda llevar una sombrilla por cada dos o tres personas como máximo. Esto es esencial, sobre todo si vamos a pasar el día entero en la playa, siendo de vital importancia evitar estar bajo el sol en las horas centrales del día, es decir, de 12 de la mañana a 5 de la tarde. Aún así y bajo la protección de la sombrilla siempre se recomienda el uso de protectores solares.

¿Cuál es el tamaño perfecto?

Si te haces esta pregunta cuando vayas a comprarla, recuerda que el tamaño idóneo es aquel que permita cubrir todo el cuerpo con sombra. Lo ideal es una sombrilla ni muy grande ni muy pequeña, se trata de que te proteja y de que puedas moverte o tumbarte sin miedo a que a la cabeza o las piernas puedan darle el sol y quemarte. El tamaño máximo recomendado de las sombrillas es de 1,60 a 2 metros de diámetro. También es importante que para cargar con la sombrilla no hagan falta dos personas. Busca siempre tu comodidad.

Sombrillas con protección ultravioleta

La sombrilla consta de dos partes: el palo y varillas, normalmente de aluminio o acero, siendo esta última más resistente a las fuertes rachas de viento y algunos modelos incluso cuentan con un palo curvo para facilitar el clavado de la misma en la arena de la playa. Además, las lonas sirven como parasoles y suelen ser de un material duradero, resistente y repelente al agua, la suciedad y el moho. La lona del parasol debe tener una protección UV de 20+, 30+ o 40+.

Cuidados y mantenimiento

Tu sombrilla puede durarte varios años, siempre y cuando le des un uso adecuado y, sobre todo, la guardes de forma correcta. Recuerda no guardar el palo o la lona de la sombrilla húmeda, aunque muchos tejidos suelen ser antimoho o repelentes al agua, es conveniente secar bien el palo si éste se ha mojado. Con ello evitarás oxidaciones o deterioros. Si hace mucho viento, ¡cuidado al abrirla! Siempre con el viento a favor para evitar que la sombrilla pueda darse la vuelta y romperse las varillas.

Te recordamos que en nuestros hipermercados Alcampo encontrarás una amplia variedad de sombrillas para hacerte más confortable y segura tus vacaciones en la playa. Una amplia variedad de colores, los mejores materiales y varios tamaños y funcionalidades las podrás encontrar en nuestros centros. ¡Te esperamos!

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*