Aceite de Oliva, Aceite de Oliva Virgen y Aceite de Oliva Virgen Extra, ¿en qué se diferencian?

El aceite de oliva es, sin duda, uno de los alimentos estrella de la gastronomía española, no sólo por su calidad, también por su versatilidad. Muchos lo llaman oro líquido. Es un alimento que se puede tomar en crudo con una simple rebanada de pan o de aliño para una deliciosa ensalada, así como para freír o cocinar.

ALCAMPO_FOTO_ACEITE

Muchas de las personas, cuando van a hacer la compra, ven todos los aceites de oliva por igual, pero no es así, tienen sus diferencias. Para saber qué aceite te llevas y que uso le debes dar, tendrás que conocer las diferencias entre el aceite de oliva, el de oliva virgen y el de oliva virgen extra.

Aceite de oliva virgen extra

Es el aceite de mayor calidad, tanto por sus propiedades nutricionales como organolépticas. Estas últimas, son aquellas características que pueden percibir los sentidos como por ejemplo el sabor, textura u olor.

Podríamos decir que es el auténtico zumo de aceitunas obtenidas directamente del fruto y sólo mediante procesos mecanizados. Las olivas permanecen claramente intactas, de ahí que su sabor sea intenso y de gran aroma. Además, su acidez no puede sobrepasar de los 0.8 grados y la nota de una cata cualificada debe ser de 6.5 puntos o superior.

Aceite de oliva virgen

Es un producto que también viene directamente de la aceituna a través de procedimientos mecanizados. Igualmente, las condiciones térmicas a las que se somete están controladas para que el producto no pierda calidad y el resultado final no se altere.

El proceso de obtención del aceite de oliva virgen es igual que el del virgen extra, el cuál se puede resumir en los siguientes cuatro pasos: lavado, decantación, centrifugación y decantado.

Eso sí, este aceite no es de tanta calidad como el virgen extra ya que su acidez, puede ser de hasta 2 grados y su puntuación en una cata cualificada debe ser al menos de 5.5 puntos.

Aceite de oliva

Por otra parte, están los aceites que no cumplen con los estándares indicados en las dos anteriores categorías y se les llama aceite de oliva lampante. Son ideales para freír o utilizar en algún guiso.

Este tipo de aceites se refinan a través de procesos químicos o de alta temperatura para eliminarle todo el olor y sabor. De esta manera se obtiene una grasa vegetal (máximo el 90% del producto) a la que luego se le añade aceite de oliva virgen o aceite de oliva virgen extra.

Desde Hipermercados Alcampo esperamos que esta pequeña introducción haya sido de tu utilidad y puedas diferenciar con más precisión los distintos aceites que puedes encontrar en nuestros establecimientos. Así que ¡a disfrutar de una de las joyas de nuestra gastronomía!

Compártelo en tus redes sociales favoritas ...Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*